¿Cuándo gatean los bebés?, ¿debo preocuparme si mi bebe no gatea?

Si eres madre o padre primerizo, seguramente te has hecho esta pregunta en algún momento. (y muchas otras, porque…¿quién sabe qué es lo que tiene que hacer un bebé y cuándo, hasta que no tienes a uno cerca?) En fin, si has llegado aquí, es porque el tema te interesa. Incluso puede que te preocupe.

Para responder a tu pregunta de cuándo gatean los bebes, te diré que el gateo generalmente comienza entre los 8 y 10 meses, aunque algunos bebés pueden tardar un poco más. Pero déjame que te cuente algunas otras cosas interesantes sobre el gateo:

1. Fase de fortalecimiento: El gateo es una etapa en la que los bebés ejercitan todos sus músculos de una manera muy intensa, (¡pruébalo tu misma y verás si es intenso!) lo que prepara al bebé para otros desafíos, como caminar o trepar. Además, contribuye al desarrollo del equilibrio.

2. Desarrollo cognitivo: Al gatear, los bebés exploran su entorno de una manera más activa, lo que estimula su curiosidad y les permite descubrir nuevas texturas, formas y distancias. Esto es maravilloso para la formación de conexiones neuronales y aprendizajes de todo tipo. ¡De repente descubro que el salón conecta con la cocina, guau!

3. Habilidades motoras finas y gruesas: El gateo implica el uso coordinado de todo el cuerpo. Este movimiento complejo mejora las habilidades motoras finas al fortalecer las manos y los dedos, lo cual ayuda al desarrollo de la prensión manual. Al mismo tiempo, como decíamos más arriba, favorece el desarrollo de la fuerza en piernas y brazos, contribuyendo así a mejorar la motricidad gruesa.

4. Estimulación sensorial: Gatear proporciona una experiencia táctil y propioceptiva única, ya que los bebés tocan y sienten diversas superficies, a la vez que sienten su propio cuerpo al descargar su peso sobre sus manos y rodillas. Esto no solo desarrolla su sentido del tacto, sino que también les permite tener una mayor conciencia de sí mismos y del control de sus movimientos en el espacio.

7. Estímulo emocional: El gateo no solo es un logro físico, sino que también influye en el bienestar emocional del bebé. Al alcanzar nuevas metas, los pequeños experimentan un aumento en la autoestima y la confianza, lo que contribuye positivamente a su desarrollo emocional. ¡Puedo llegar hasta mamá yo solito!

8. La casa es un peligro: Uno no se da cuenta de todo lo potencialmente peligroso que tiene en casa, hasta que su bebé gatea (y cuando camina ya te vuelves loco del todo). A medida que los bebés empiezan a desplazarse solos, es esencial crear un entorno seguro y supervisado. Asegúrate de que el espacio esté libre de objetos peligrosos y utiliza almohadillas para proteger esquinas afiladas, garantizando un entorno propicio para la exploración segura. Y siempre , siempre, ¿he dicho ya SIEMPRE? vigila a tu peque.

Apúntate a mi newsletter

Suscríbete a mi newsletter y recibirás artículos, reflexiones y muchas cosas más que te pueden interesar.

Entonces, ¿debo preocuparme si mi bebe tarda más en gatear?

Es fundamental recordar que cada bebé es único y se desarrolla a su propio ritmo. Si tu bebé aún no ha comenzado a gatear, no te preocupes. Algunos bebés pueden saltar directamente a otros hitos, como ponerse de pie o caminar, sin pasar por la fase de gateo. Este desarrollo no lineal es completamente normal y puede variar de un niño a otro. Algunos bebés simplemente prefieren explorar el mundo de otras maneras, como rodar o arrastrarse de manera diferente. Si tienes inquietudes, siempre es recomendable hablar con un profesional especializado en el desarrollo infantil, para descartar cualquier tipo de problema y ayudaros a acompañar su proceso de crecimiento. Recuerda que el desarrollo de cada niño y niña es único y diverso, y lo más importante es brindar amor, apoyo y un entorno estimulante para que tu peque progrese a su propio ritmo.

En resumen: El gateo es importante, pero no imprescindible

El gateo es un capítulo emocionante en el viaje del desarrollo infantil. Ofrece a los bebés la oportunidad de explorar, aprender y crecer, no solo físicamente, sino también cognitivamente. Siempre que sea posible, acompaña este proceso evolutivo de tu bebé, pero sin forzar nada. Más vale un niño sano y feliz, que disfruta de un vínculo seguro; que uno que gatea a la fuerza. Celebrar estos momentos compartidos y comprender la singularidad de cada bebé son las claves para disfrutar plenamente de la aventura de ser madres y padres.

Si sigues teniendo dudas, quieres saber más sobre cuándo gatean los bebés, o quieres una opinión de un terapeuta ocupacional infantil, no dudes en ponerte en contacto conmigo en este formulario.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar, échale un ojo a la información básica sobre protección de datos AQUÍ

Responsable: Proyecto Cactus. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hablamos@proyectocactus.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información adicional: En Política de privacidad de proyectocactus.es, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.