mamá prematura, bebés prematuros

Me llamo Elltarys Larrad Ginard y soy terapeuta ocupacional. A lo largo de los años he acompañado a muchas familias con bebés prematuros y también viví de cerca la experiencia en mi propia familia. Siempre he pensado que comprendía a las familias cuando llegaban a atención temprana, que las acogía después de la dura experiencia de las primeras semanas en el hospital. Y ahora que estoy al otro lado, que soy yo la madre de una niña prematura, me doy cuenta de que, como todo en la vida, te lo puedes imaginar, pero como dicen en la tele “no es lo mismo contarlo que vivirlo”. 

Los sentimientos de culpa, repasando mentalmente todo el embarazo, todo lo que hiciste o pudiste haber hecho de otra manera; la incertidumbre, el miedo, el comienzo de un vínculo a marchas forzadas (en lugar de hacer el famoso piel con piel, que ya sabes lo beneficioso que es…). Separarte de ella cada noche, rezando para que todo salga bien. Durante días, semanas, meses.

Es una etapa muy dura, que parece que no acaba nunca, pero acaba. En tan solo días vas viendo cómo cambia y vas “quemando” etapas: va necesitando menos “la lámpara” para la bilirrubina, le van bajando el oxígeno, va aumentando la toma de leche por sonda y de repente un día ¡le estás dando el biberón! Y empiezas a sentirte un poco más mamá, dándole de comer, cambiándole los pañales, dándole su primer baño… Y eso reconforta mucho, aunque al final del día te vayas a casa sin ella.

Cuando ya parece que el momento se acerca, los días que pasaban volando, empiezan a hacerse larguísimos, soñando con la idea de que duerma en su cuna, a tu lado. Y ahí es cuando te das cuenta de que con las jornadas maratonianas del hospital, no te ha dado tiempo a comprar ni la cuna (ni el carrito, ni nada…)

No es una maternidad deseable, por supuesto. Pero todo llega. Y el día que, por fin, ha triplicado el peso con el que nació, respira sola, come biberón ¡y hasta toma pecho!,  te dan la gran noticia de que puedes llevártela a casa. Con un poco de miedo, pero con más ganas e ilusión, empiezas otra etapa, que tendrá sus desafíos, pero ya es otra cosa. Ya estáis en casa. Ahora vas a dormirla en tus brazos cada noche, le vas a dar de comer en todas las tomas, la vas a vestir y a cambiar el pañal todas las veces que haga falta. Y eso compensa todo lo anterior.

En nuestro caso, todo lo que podía salir bien, salió bien. Por supuesto, aún tenemos mucho camino por delante, pero con calma, confiando en ella y en nosotros.

Si tu, que estás leyendo, has tenido un bebé prematuro, enhorabuena por tu maternidad o paternidad. (A veces a la gente se le va a olvidar felicitarte, no saben muy bien qué decir). Te mando un abrazo enorme y mucho ánimo. Cada caso es diferente y puede complicarse más o menos, pero afortunadamente cada vez hay más medios para que todo salga bien. Si puedo darte un consejo, vive día a día.  A mí me ayudaba pensar en todo lo que había ido bien en el día (ha aumentado la toma por sonda y he ha sentado bien, ha engordado 20 gramos, hoy ha dejado de tomar el antibiótico, …).

Celebra cada día ganado, porque es un día que os acerca más a ser una familia en casa. Y si te puedo ayudar en algo más, aunque sólo sea compartir experiencia, no dudes en escribirme.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar, échale un ojo a la información básica sobre protección de datos AQUÍ

Responsable: Proyecto Cactus. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hablamos@proyectocactus.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información adicional: En Política de privacidad de proyectocactus.es, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.