¿Eres madre o padre de un bebé prematuro?

Cuando tienes a tu hijo antes de tiempo, ocurren un montón de cosas que solo otra madre en tu situación puede entender. La incertidumbre, el miedo, el dolor de separarte todas las noches cuando lo único que quieres es ser como todas las madres, que es estar sin pegar ojo, pero con él en brazos…Y una vez que pasas la angustia inicial y puedes llevártelo a casa, solo deseas que todo vaya bien, que siga mejorando, desarrollándose adecuadamente, aprendiendo… y que cuando sea mayor pueda ser independiente. En definitiva, quieres hacer todo lo posible para que sea feliz.

Lo sé porque también me ha pasado a mí.

Desafíos frecuentes en bebés prematuros

Es difícil generalizar, ya que no es lo mismo un gran prematuro (de menos de 28 semanas de gestación) que un prematuro tardío (de 34-36 semanas). Pero, debido a su inmadurez, debemos tener en cuenta ciertos riesgos iniciales y sus posibles consecuencias en los primeros años de vida:

Riesgo neurológico

Puede haber desde una afectación importante, de tipo cognitivo y/o motor,  a lesiones difusas que se manifestarán en sus habilidades de aprendizaje, por ejemplo, en la adquisición del lenguaje o de la lectura.

Hipersensibilidad táctil

  Estos niños reciben una gran cantidad de estímulos que son dolorosos en un período crítico del desarrollo. Esto puede afectar a su conducta y a su personalidad, ya que les vuelve más irritables y ansiosos.

Problemas en el desarrollo motor

Nacen sin tener los músculos preparados para moverse en contra de la gravedad y se han perdido una parte de los movimientos dentro del útero materno, que favorecen el desarrollo de habilidades motoras posteriores.

Dificultades en la regulación

Necesitamos sentirnos seguros para poder tener un buen desarrollo a todos los niveles. El comienzo de vida traumático supone todo un desafío para estos bebés.

Problemas de alimentación

Ya sea en la variedad de alimentos que ingieren, en la transición a los alimentos sólidos o en la adquisición de la autonomía.

Dificultades en el desarrollo socioemocional

Al estar mucho tiempo separados, cuesta más establecer el vínculo madre- hijo y padre- hijo. Esto, unido a todos los factores anteriores, interfiere en desarrollo de sus habilidades sociales y emocionales.

Recomendaciones en bebés prematuros

Afortunadamente, la mayoría de los prematuros continúan su desarrollo sin secuelas graves. Es importante tener en cuenta que cada bebé es único y que el impacto en su desarrollo puede variar en función de múltiples factores, como las semanas de gestación, la atención médica recibida y el entorno de apoyo proporcionado. Un cuidado temprano y acertado, incluyendo intervenciones especializadas, acompañamiento emocional y estimulación adecuada, puede ayudar a mitigar los desafíos y promover el desarrollo socioemocional en los bebés prematuros. Hay muchas cosas que podemos hacer para lograr el mejor desarrollo posible:

Realizar un seguimiento médico sistematizado y prevenir cualquier complicación que pueda surgir.

Atender a las necesidades en el aprendizaje, utilizando los mejores recursos para cada niña/o.

Ofrecer atención temprana: Dar el apoyo y las oportunidades para que esa niña/o pueda desarrollarse plenamente y a su propio ritmo.

Cuidar su desarrollo psicológico y emocional, empezando por el bienestar de su familia.

Adaptar la alimentación y facilitar las transiciones al incorporar nuevos alimentos.

Establecer las bases para una buena autorregulación.

Identificar los déficits y fortalezas en el procesamiento sensorial.

¿Cómo puede ayudar un terapeuta ocupacional infantil?

Los bebés prematuros nacen con el desafío de adaptarse a un entorno y unas experiencias sensoriales para los que sus sistemas no están preparados. Viven situaciones delicadas que requieren un conocimiento profundo del procesamiento sensorial y del desarrollo neonatal. Una terapeuta ocupacional con esta formación, está capacitada para acompañar a las familias en los cuidados que más van a favorecer la regulación y el desarrollo armónico de su bebé.

Además, en los primeros años de vida , podemos aprovechar todo el potencial de los niños y las niñas y ofrecer experiencias que ayuden a establecer una buena base para su desarrollo más allá de sus primeros años. Un buen terapeuta ocupacional infantil, no sólo intervendrá con la persona, sino que guiará a la familia para que sean los mejores entrenadores de vida para su hija o hijo.

Resumiendo

Como bien sabes, el tiempo es fundamental para aprovechar todo el potencial en los niños y niñas. Entiendo que quieras empezar cuanto antes y darle lo mejor.

Yo soy terapeuta ocupacional y antes de ser madre de una niña prematura, he trabajado con muchas familias de bebés y niños en la misma situación. A pesar de tener muchas herramientas para ayudar a mi hija, yo también me puse en manos de otras profesionales, porque necesitaba que alguien viera donde yo no podía ver y me guiara cuando yo necesitaba ser solo su madre.

Así que, si necesitas compartir la carga con alguien, aquí me tienes, para hacerla más ligera. Recuerda que yo he pasado por esto.

Cuenta conmigo para:

Escucharte y apoyarte en la experiencia que estáis viviendo, porque es algo único.

Acompañarte en el aprendizaje para favorecer el desarrollo y sacar lo mejor de tu hija/o.

Hacer de enlace con otros profesionales que os atienden, ya sean sanitarios o del ámbito educativo.

Contactar

Mediante este formulario puedes contactarme, y me pondré en contacto contigo lo antes posible.

Formulario

Ver Política de privacidad

Contactar por Whatsapp